Wednesday, August 31, 2011


For the first time in years, Cuban police used tear gas in a raid over the weekend. Women also accuse police of beating and sexually harassing them over.

Similar stories:

Cuban police used tear gas in a weekend raid against dissidents in eastern Santiago province, where State Security agents also pummeled and made obscene gestures at dissident women, opposition activists reported Monday.
“The riot squad came into the house like it was a commando movie, because that’s never been seen in Cuba,” said YulieCQ Valverde, whose husband was one of the 27 dissidents detained during the raid Sunday on their home in the town of Palma Soriano.
It was the first time in recent memory that Cuba was reported to have repressed political dissidents with tear gas and the riot squad, clad in black uniforms and carrying gas masks, shields, helmets, riot batons and tear gas launchers.
But Sunday’s raid was only the latest in a string of reports of unusually strong protests and violent police crackdowns in Cuba, where the communist government has long kept an iron grip on domestic security.
The latest reports came from dissidents and their relatives, and there was no way to independently confirm them. The government has not commented on the weekend incidents, and foreign journalists in Havana reported nothing about them.
Most of the recent incidents took place in Santiago, where members and supporters of the Ladies in White have tried to gather Sundays at the cathedral in the city of Santiago to attend mass and then stage street marches demanding the release of all political prisoners.
The worst incident this weekend came in the town of Palma Soriano, 18 miles to the northwest, where 27 men had gathered Sunday at the home of Marino Antomarchit for a street march protesting the violence against the Ladies in White and other police abuses.
Before the men could hit the street, Valverde said, police sprayed tear gas through the front door and windows and riot squad members in gas masks rushed in, handcuffed the dissidents and took them away in a bus.
“It was like the end of the world,” she said, adding that police also broke up much of her home’s furniture, tore up bedding, seized documents, computers, cameras, cell phones, notebooks and some wallets and ripped up some of the men’s T-shirts, which displayed the word “Change.”
Valverde and José Daniel Ferrer, a dissident who said he watched part of the raid from a distance in order report on the event, told El Nuevo Herald that a fire truck was deployed during the raid, apparently to use its water hoses for crowd control if needed.
Ferrer said he also saw police drag away four or five neighbors who shouted “bullies” and “murderers” at police. Antomarchit’s asthmatic 2 ½ year old daughter, Stefhani, was overcome by the tear gas and evacuated from the house through a window, he added.
The dissidents remained in police detention as of Monday evening, Ferrer said, adding that he had also received reports that one of them, Ruben de Armas Adrouver, was beaten by police and received five stitches on his head.
Ladies in White supporter Caridad Caballero, meanwhile, alleged police pummeled and sexually abused her and Marta Díaz Rondón on Saturday when they tried to travel from their homes in Holguín to Santiago for Sunday mass.
Halfway into the 66-mile trip, police and State Security agents stopped their hired vehicle, dragged them out, shoved them into patrol cars and took them to a police station in nearby Bayamo, she reported.
The police “were shouting at us the whole time, hitting us and making signs and gestures with their fingers that were horrible, grabbing their crotches, something sick, gross,” Caballero told El Nuevo Herald by phone from her home in Holguín.
State Security agents urged the police in Bayamo to strip-search them, but the two women refused to take off their clothes, Caballero added. Police freed them Sunday and drove them back to Holguín.
Ferrer also noted that top State security officers have been contacting him with oddly mixed messages about his fellow Santiago dissidents.
“They told me to go slow, that I am losing some standing with people that support me,” he said, “but that they will jail as many people as needed to keep this from spinning out of their control.” He called the contacts “a trick to halt the protests.”
Also on Sunday, police allegedly beat and detained 13 members and supporters of the Ladies in White who had gathered in a separate Palma Soriano home for an attempt to travel to Santiago for mass at the cathedral.
The women were dragged into a bus that then dropped most of them off at several different locations, said Berta Soler, a spokeswoman for the Ladies in White. She was put on a bus back to her home in Havana, she told El Nuevo Herald before her cell phone went dead. Some remained late Monday in apparent detention.
Dissidents Guillermo Cobas Reyes and Agustin Magdariaga were also detained Sunday in their hometown of El Caney, about four miles from Santiago, according to reports from opposition activists in the province.
Jorge Luis Garcia Perez , a dissident in central Cuba also known as “Antunez,” also reported the weekend detentions of several opposition figures in the eastern province of Camaguey and the westernmost province of Pinar del Rio.
Seven of Cuba’s best-known dissidents, meanwhile, issued a joint statement Monday demanding an end to the violence against the Ladies in White, their supporters and other peaceful dissidents.
“Stop the punches and other abuses!” said the statement by Ferrer, Gisela Delgado Sablón, Guillermo Fariñas, René Gómez Manzano, Iván Hernández Carrillo, Héctor Palacios Ruiz and Elizardo Sánchez Santa Cruz.

Read more:

Tuesday, August 30, 2011


As attention focuses on the Middle East and North Africa, where protesters have taken to the streets to demand political change, some wonder whether Cuba will follow suit. A closer look at the island, where freedom fighters wage a nonviolent struggle against a regime desperate to conceal the effectiveness such methods have met during the “Arab Spring,” reveals good news: a big story that cuts through the bleak reality of 52 years of totalitarian rule and the media noise fueled by pro-regime talking points.
The island’s growing pro-freedom Resistance, a movement of brave activists who defend Cubans’ basic liberties and fight for democracy, is making gains that are impossible to ignore. Their civic resistance actions, including increasingly bold demonstrations in highly visible public places, are garnering greater support from the man on the street. The Resistance has the courage to speak what is on the country’s mind.
Testimony from longtime activists and new video footage making its way out of the island confirm that something new is happening: more and more, ordinary Cubans are overcoming the climate of fear created by systematic surveillance and repression, firing squad executions, political imprisonment and torture to support Resistance members who proclaim a pro-freedom message on Cuban streets. This is happening in a situation which finds Cubans at a disadvantage in comparison to conditions in some “Arab Spring” countries: Cuba is a single-party Communist state with centralized control over the economy and people’s livelihoods, the regime denies Internet access to all but a chosen elite, mobile phone penetration is very low, telephony is monitored, and all independent media is illegal.
Case in point: a daring protest in Havana on Tuesday, August 23, 2011, first reported by the Assembly of the Cuban Resistance, a coalition of pro-democracy groups in Cuba and abroad, and video of which quickly made its way online thanks to independent Havana-based news agency Hablemos Press.
Four women, members of the island-wide National Civic Resistance and Civil Disobedience Front, as well as the Rosa Parks Women’s Movement for Civil Rights, ascended the granite steps of Havana’s historic Capitol Building. It is a majestic, neoclassical structure that housed the Congress of the Republic of Cuba before the totalitarian takeover in 1959.
These valiant ladies, Sara Martha Fonseca Quevedo, Tania Maldonado Santos, Odalys Caridad Sanabria Rodríguez and Mercedes García Alvarez, wore black, a symbol of mourning for their country and those fallen in pursuit of freedom. They paused about one-third of the way up and unfurled a white banner bearing words of hope and courage: “Freedom, justice, and democracy… DOWN WITH THE DICTATORSHIP.”
There, before crowds of Cubans and foreigners making their way through the broad space before the Capitol where tourists often pause for snapshots of bicycle taxis or old American cars, camcorders and mobile phone cameras captured the sight of four Cuban women publicly demonstrating for freedom.
For at least half an hour they made their stand, borne above the crowds by stones that once buttressed Cuban democracy.
“We all are the Resistance! The streets belong to the people! Freedom! Freedom! Freedom!” they chanted, as onlookers watched.
Their actions brought to mind the words of former Czech President and anti-communist resistance fighter Vaclav Havel, who wrote that when a person breaks the rules of a Communist state and does not obey the regime’s demand in silent conformity, he chooses to “live in truth,” an essential step in opposing the crushing power of that system.
As you can see in the accompanying video, after a time, a single man, assumed to be a plainclothes officer of the feared State Security force, attempted to drive the women from their chosen ground, but they clutched their banner and sat.
Real Cuban voices, belonging to persons who chose to live in truth on that sun-drenched morning, shouted at the regime’s man. “Bully, Abuser! Let them go!” Facing a crowd that had suddenly lost its fear, the regime thug balked, and conferred with three additional plainclothes agents, returning after a time with uniformed male officers who manhandled and dragged the women away amid jeers and whistles of contempt for the oppressors from those witnessing the scene.
The women were detained, beaten, and threatened, but vowed to continue their struggle for freedom. The regime, meanwhile, continues to lash out, using systematic violence to maintain its hold on power. It has of late increased its repression against women, including the well-known Ladies in White who march on Sundays after Mass for the release of all political prisoners.
The protest at the Capitol and the people’s support for the activists, are proof that open support for the Cuban Resistance is growing among the people at large. Their strategy, nonviolent civic resistance, has proven effective against oppressive regimes. Their friends and allies abroad work actively to spread news of their struggle and provide support.
The big story in 2011 Cuba is that freedom is on the march, and it is very good news.
You can follow Aramis Perez on Twitter @AramisLPerez.

Monday, August 29, 2011

CASTRO CONTRA LAS DAMAS DE BLANCO-Mary O'Grady - THe Wall Street Journal


Piedras y varillas fueron las armas elegidas para un asalto gubernamental a un grupo de mujeres desarmadas en las afueras de Santiago de Cuba en la tarde del 7 de agosto. Según un informe de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), con sede en París, la paliza fue salvaje y "les causó heridas, algunas de consideración".

No fue un incidente aislado. En los dos últimos meses, se incrementaron los ataques contra mujeres disidentes, organizados por el aparato de seguridad del Estado. Lo más notable es la intensidad con la que avanza el régimen para intentar aplastar el grupo central conocido como las Damas de Blanco.

Esto es un riesgo para el régimen, si la comunidad internacional decide prestar atención y aplicar presión sobre el régimen de elite blanca de la forma en que lo hizo contra el apartheid en Sudáfrica. Pero la decisión de tomar ese riesgo sugiere que la dictadura de 52 años en La Habana se siente cada vez más insegura. Los legendarios barbudos de la "revolución", alertados del juicio contra un Hosni Mubarak enjaulado en un tribunal egipcio, están aparentemente aterrados ante el coraje calmado, religioso y pacífico de poco más de 100 mujeres. Ningún régimen totalitario puede deshacerse de la valiente audacia que muestran estas mujeres, o las señales de que su audacia se está extendiendo.

Los matones de los hermanos Castro están aprendiendo que no serán intimidadas con facilidad. Veamos, por ejemplo, lo que sucedió en la mañana de ese mismo 7 de agosto en Santiago: las mujeres, vestidas de blanco y llevando flores, se habían reunido luego de la misa dominical en la catedral para realizar una procesión silenciosa en protesta por el encarcelamiento de prisioneros políticos por parte del régimen. Partidarios de Castro y funcionarios de seguridad del Estado, "armados con palos y otros objetos contundentes", según la FIDH, atacaron al grupo tanto física como verbalmente. Las mujeres luego fueron subidas a la fuerza a un autobús, llevadas fuera de la ciudad y abandonadas al lado de una carretera.

Algunas se reorganizaron y se animaron a salir de nuevo por la tarde, esta vez para realizar una vigilia pública por su causa. Entonces se encontraron con otra arremetida de Castro. El mismo día, matones acudieron a la casa del ex prisionero político José Daniel Ferrer y otro activista. Seis personas, incluidas la esposa e hija de Ferrer, fueron enviadas al hospital con moretones y fracturas, según FIDH.

Las Damas de Blanco aparecieron por primera vez luego de la infame arremetida contra la marcha de marzo de 2003 en la que 75 periodistas, libreros, escritores y partidarios de la democracia independientes fueron detenidos y condenados a entre seis y 28 años de prisión. Las esposas, madres y hermanas de algunos de ellos comenzaron con un simple acto de protesta. Se reunían los domingos en la Catedral de La Habana para la misa y luego marchaban con gladiolos en silencio como una forma de protesta por los arrestos.

En 2005 las Damas de Blanco ganaron el prestigioso premio europeo Sakharov por su coraje. Teléfonos celulares que capturaron en video la brutalidad del régimen contra ellas ayudaron a que se conociera su historia. Para 2010, habían avergonzado tanto a la dictadura que se llegó a un acuerdo para deportar a sus seres queridos encarcelados junto con sus familias a España.

Pero algunos prisioneros rechazaron el acuerdo y algunas de las mujeres se quedaron en Cuba. Otras se sumaron a ellas, llamándose "Damas de Apoyo". El grupo siguió con sus procesiones luego de la misa dominical en La Habana, y las mujeres del este de la isla establecieron la misma práctica en Santiago.

Laura Pollan, cuyo esposo rechazó la oferta de exiliarse en España y luego fue liberado, es un miembro clave del grupo. Junto a otras compañeras han prometido continuar su activismo mientras queden prisioneros políticos encarcelados. La semana pasada hablé con ella por teléfono en La Habana, y me dijo que cuando el régimen acordó liberar a los 75, "pensó que las Damas de Blanco desaparecerían. Sin embargo sucedió lo contrario. Se han estado sumando simpatizantes. Ahora hay 82 mujeres en La Habana y 34 en Santiago de Cuba". Pollan agregó que los grupos paramilitares tienen la meta de crear temor para evitar que el grupo crezca. Pero el movimiento se está extendiendo a otras partes del país, lugares donde ahora todos los domingos hay marchas.

Esto explica la violencia usada contra el grupo en Santiago y sus suburbios cercanos un domingo tras otro desde julio y contra otros miembros en La Habana el 18 de agosto.

El 23 de agosto, cuando cuatro mujeres vestidas de negro se ubicaron en las escalinatas del edificio del Congreso en La Habana al grito de "libertad", un matón de Castro intentó sacarlas del lugar. Sorprendentemente, un gran grupo que observaba le gritó al matón que las dejara en paz. Finalmente, agentes uniformados las sacaron de allí. Pero el incidente, capturado en video, es evidencia de un nuevo capítulo en la historia cubana que está siendo escrito por mujeres. El desenlace podría depender en gran medida de si la comunidad internacional las apoya o simplemente ignora su tormento.

Sunday, August 28, 2011


 THE AMERICAS  -  August 29, 011
Rocks, iron bars and sticks are no match for the gladiolas and courage of these peaceful Cuban protesters.


Rocks and iron bars were the weapons of choice in a government assault on a handful of unarmed women on the outskirts of Santiago de Cuba on the afternoon of Aug. 7. According to a report issued by the Paris-based International Federation for Human Rights (FIDH), the beatings were savage and "caused them injuries, some considerable."

It was not an isolated incident. In the past two months attacks on peaceful women dissidents, organized by the state security apparatus, have escalated. Most notable is the intensity with which the regime is moving to try to crush the core group known as the Ladies in White.

This is not without risk to the regime, should the international community decide to pay attention and apply pressure on the white-elite regime the way it did in opposition to apartheid in South Africa. But the decision to take that risk suggests that the 52-year-old dictatorship in Havana is feeling increasingly insecure. The legendary bearded macho men of the "revolution," informed by the trial of a caged Hosni Mubarak in an Egyptian courtroom, apparently are terrified by the quiet, prayerful, nonviolent courage of little more than 100 women. No totalitarian regime can shrug off the fearless audacity these ladies display, or the signs that their boldness is spreading.

Associated Press

In Havana, Laura Pollan (center), a leader of the Ladies in White, and other members of the group leave Mass before a protest march.

The Castro brothers' goons are learning that they will not be easily intimidated. Take, for example, what happened that same Aug. 7 morning in Santiago: The women, dressed in white and carrying flowers, had gathered after Sunday Mass at the cathedral for a silent procession to protest the regime's incarceration of political prisoners. Castro supporters and state security officials, "armed with sticks and other blunt objects," according to FIDH, assaulted the group both physically and verbally. The ladies were then dragged aboard a bus, taken outside the city and dropped off on the side of a highway.

Some of them regrouped and ventured out again in the afternoon, this time to hold a public vigil for their cause. That's when they were met by another Castro onslaught. On the same day thugs set upon the homes of former political prisoner José Daniel Ferrer and another activist. Six people, including Mr. Ferrer's wife and daughter, were sent to the hospital with contusions and broken bones, according to FIDH.

The Ladies in White first came on the scene in the aftermath of the infamous March 2003 crackdown in which 75 independent journalists and librarians, writers and democracy advocates were rounded up and handed prison sentences of six to 28 years. The wives, mothers and sisters of some of them began a simple act of protest. On Sundays they would gather at the Havana Cathedral for Mass and afterward they would march carrying gladiolas in a silent call for the prisoners' release.

In 2005 the Ladies in White won Europe's prestigious Sakharov prize for their courage. Cellphones that caught the regime's brutality against them on video helped get their story out. By 2010 they had so embarrassed the dictatorship internationally that a deal was struck to deport their imprisoned loved ones along with their family to Spain.

But some prisoners refused the deal and some of the ladies stayed in Cuba. Others joined them, calling themselves "Ladies in Support." The group continued its processions following Sunday Mass in Havana, and women on the eastern end of the island established the same practice in Santiago.

Laura Pollan, whose husband refused to take the offer of exile in Spain and was later released from prison, is a key member of the group. She and her cohorts have vowed to continue their activism as long as even one political prisoner remains jailed. Last week I spoke with her by phone in Havana, and she told me that when the regime agreed to release all of the 75, "it thought that the Ladies in White would disappear. Yet the opposite happened. Sympathizers have been joining up. There are now 82 ladies in Havana and 34 in Santiago de Cuba." She said that the paramilitary mobs have the goal of creating fear in order to keep the group from growing. But the movement is spreading to other parts of the country, places where every Sunday there are now marches.
This explains the terror that has rained down on the group in Santiago and surrounding suburbs on successive Sundays since July and on other members in Havana as recently as Aug. 18.

Last Tuesday, when four women dressed in black took to the steps of the capitol building in Havana chanting "freedom," a Castro bully tried to remove them. Amazingly, the large crowd watching shouted for him to leave them alone. Eventually uniformed agents carried them off. But the incident, caught on video, is evidence of a new chapter in Cuban history, and it is being written by women. How it ends may depend heavily on whether the international community supports them or simply shields its eyes from their torment.

Write to O'
Increment of violent repressive acts escalates throughout the island
August 28, 2011
Forces of the Cuban Ministry of the Interior began acts of repression on Friday, August 26, 2011, against human rights defenders in three cities in Eastern Cuba to prevent the Ladies in White from attending mass at the Cathedral of Santiago de Cuba on Sunday. The cities of Palma Soriano, Palmarito de Cauto and Santiago de Cuba were besieged by paramilitary squads and “acts of repudiation” were carried out by government instigated mobs against the homes of peaceful activists.
Ladies in White Caridad Caballero Batista and Marta Diaz Rondon were dragged, beaten, sexually harassed, insulted and arrested on Saturday as they were on their way to Palma Soriano. Caridad Caballero suffered a fractured finger. Both women were released full of bruises from a police station in Bayamo, August 28, 2011.
Also, this past Sunday in Palma Soriano, thirteen Ladies in White, who were gathered in the home of Aimee Garces Leyva, were prevented from going to the Cathedral of Santiago de Cuba by State Security officers who twisted their arms and beat them when they tried to go out into the street. Tania Montoya’s arm required medical assistance as a result of the ill treatment. The 13 women were forced onto buses that left them at undisclosed locations. The home of Garces Leyva was ransacked by authorities. Among other women also involved were Belkys Cantillo, Oria Casanova, Yaquelin Garcia, Gisel Escalona, and Berta Soler who had traveled from Havana and whose whereabouts are unknown.

Around twenty five human rights activists, who were gathered at the home of Marino Antomarchy, also in Palma Soriano, were brutally beaten by armed riot troops, were overcome by teargas, and were violently arrested late Sunday afternoon. Even neighbors who went to the aid of the activists were gassed and arrested. Antomarchy’s family, including a young daughter, was also the victim of this attack. The home was searched and authorities took a computer, mobile phones and documents.
Some of those also arrested in Palma Soriano were: Ruben Adrobe de Armas, Doraisa Correoso, Marino Antomarchy, Reinaldo Rodriguez, Jose Batista, Yimi Troche, Raumel Vinajera, and Jorge Cervantes who was severely beaten during his arrest by a head State Security Officer and was eventually released after he declared himself on a hunger strike.
In the city of “El Caney”, the home of Guillermo Cobas Reyes was surrounded by paramilitary mobs. Cobas Reyes was violently arrested along with Agustin Magdariaga Alvarez, August 28, 2011.
Annia Alegre Pecora was also arrested and released. In addition, Rusela Vaso and Romel Avila Vaso, respectively, the wife and son of human rights defender, Raudel Avila Losada were arrested.
Jorge Luis Garcia Perez “Antunez” also denounced the Cuban regime’s arbitrary arrests of members of the “Orlando Zapata Tamayo” National Front of Civic Resistance” and the increment of repressive acts against its leaders in the provinces of Pinar del Rio and Camaguey.

Rosario Morales and Ivon Mayeza, known activists who were arrested on Friday, August 26, 2011, before a large crowd in Havana as they made noise beating pots and pans to protest the unemployment, the hardships of the Cuban people, and demanding an end to the dual currency in Cuba, were released on Sunday, August 28, 2011, after both endured brutal beatings.

From August 26 – 28, 2011, the Cuban regime has subjected more than 50 human rights activists and their families to unlimited physical, emotional violence. Once more, The Coalition of Cuban-American Women makes an urgent call to the press and to non-governmental organizations dedicated to the defense of human rights worldwide, as well as to individuals in positions of leadership in religious, political, educational, social, and cultural institutions to denounce these cruel and degrading acts committed by the Cuban regime against its own people. 

FURTHER INFORMATION IN CUBA: Belkis Cantillo + 53 53790867 / Jose D. Ferrer Garcia + 53 53631267 / Caridad Caballero + 53 52629749 / Berta Soler + 53 52906820 INFO IN SPAIN: Luis E. Ferrer + 34 - 691 803 955

Coalition of Cuban-American Women / Laida A, Carro /


"Las autoridades quieren frustrar las acciones del domingo y ellos intentarán evitarlo por todos los medios”, declaró a CUBAENCUENTRO el ex preso político José Daniel Ferrer

Redacción CE, Madrid | 27/08/2011

Seis opositores han sido detenidos entre ayer y hoy en Santiago de Cuba, para evitar que las Damas de Blanco y las Damas de Apoyo acudan a la misa del domingo de la Catedral de Santiago.
El ex preso político José Daniel Ferrer declaró a CUBAENCUENTRO que los arrestos se han producido en distintas localidades de Santiago de Cuba: cinco hombres en Palma Soriano y dos mujeres en la ciudad de Santiago.
Los nombres de los arrestados son Doraisa Correoso Pozo (Dama de Apoyo), Marino Antomarchy, Reinaldo Rodríguez, José Batista, Yimi Eduardo Troche Montoya y Jorge Cervantes, a quien golpearon en el momento de la detención.
A Cervantes, quien fue liberado recientemente tras someterse a una huelga de hambre, “le entraron a puñetazos”, informó Ferrer García.
La Dama de Apoyo Annia Alegre Pécora fue detenida, pero liberada inmediatamente, según el ex preso político.
Ferrer señaló que ahora mismo, en la vivienda de Aimeé Garcés Leyva, Dama de Apoyo y vicepresidenta de FLAMUR Cuba, se encuentra Berta Soler, quien ha venido desde La Habana, Belkys Cantillo Ramírez, esposa de Ferrer García, y Yaquelin García, esposa de Ariel Arzuaga Peña.
“Queremos evitar lo que ocurrió el domingo pasado, que las mujeres fueron acorraladas al salir de la vivienda” de Aimeé Garcés Leyva. “Por eso las mujeres se han repartido en diferentes lugares”, indicó el opositor.
Ferrer García calcula que a la catedral de Santiago de Cuba acudirían una veintena de mujeres, “aunque el compromiso de asistir es de 36”, pero saben “que a muchas les va a ser imposible llegar”.
La mujeres vienen desde La Habana, Palma Soriano, El Caney, Palmarito de Cauto, Guantánamo,
las ciudades de Holguín y de Bayamo. Una de las de Bayamo ya está en Santiago.
Por otra parte, los opositores se han concentrado en cuatro viviendas en Palma Soriano, El Caney y Palmarito de Cauto.
Dice Ferrer García que la Seguridad del Estado “quiere frustrar las acciones del domingo y ellos (los opositores) intentarán evitarlo por todos los medios”.
“Desde el viernes se vienen realizado operativos policiales en Palma Soriano y Palmarito de Cauto, con intención de frustrar actividades disidentes”, comentó el opositor.
Asimismo, Ferrer explicó que varios disidentes han repartido entre la población impresos de la oposición sobre la recién constituida Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que son reclamados por jóvenes que dicen se sumarán a “la lucha por el cambio”.
Sobre la UNPACU, que el opositor define también como “un movimiento cubano patriota”, comentó que se trata de “un intento serio de mover con efectividad a opositores de otras organizaciones” y “pasar de la defensiva a la ofensiva”.
Ferrer considera que “hay que jugar con eficacia y efectividad para masificar la lucha” de la oposición en la Isla.


at 12:30 AM Saturday, August 27, 2011
From The Wall Street Journal's Editorial Board:

On Cuba's Capitol Steps

Four women speak the unspeakable

The four Cuban women who took to the steps of the Capitol in Havana last week chanting "liberty" for 40 minutes weren't exactly rebel forces. But you wouldn't know that by the way the Castro regime reacted. A video of the event shows uniformed state security forcibly dragging the women to waiting patrol cars. They must have represented a threat to the regime because they were interrogated and detained until the following day.

The regime's bigger problem may be the crowd that gathered to watch. In a rare moment of dissent in that public square, the crowd booed, hissed and insulted the agents who were sent to remove the women.

One of the four women, Sara Marta Fonseca, gave a telephone interview to the online newspaper Diario de Cuba, based in Spain, as she made her way home after being freed. Ms. Fonseca, who is a member of the Rosa Parks Feminist Movement for Civil Rights, said that the group was demanding "that the government cease the repression against the Ladies in White, against the opposition and against the Cuban people in general." The Ladies in White are dissidents who demand the release of all political prisoners.

Yet as Ms. Fonseca explained, the group wasn't really addressing the government. "Our objective is that one day the people will join us," she said. "Realistically we do not have the strength and the power to defeat the dictatorship. The strength and the power are to be found in the unity of the people. In this we put all our faith, in that this people will cross the barrier of fear and join the opposition to reclaim freedom."

Ms. Fonseca said her group chose the Capitol because the area is crowded with locals and tourists and they wanted to "draw attention to the people of Cuba." In the end, she said that they were satisfied with the results because she heard the crowd crying "abuser, leave them alone, they are peaceful and they are telling the truth." This reaction, the seasoned dissident said, "was greater" than in the past.

"I am very happy because in spite of being beaten and dragged we could see that the people were ready to join us."

For 52 years the Cuban dictatorship has held power through fear. The poverty, isolation, broken families and lost dreams of two generations of Cubans have persisted because the regime made dissent far too dangerous. If that fear dissipates, the regime would collapse. Which is why four women on the Capitol steps had to be gagged.

Friday, August 26, 2011


Political Courage
August 24, 2011 3:08 P.M.
By Jay Nordlinger    

Here in America, we talk a fair amount about “political courage.” We use the phrase, for example, when we talk about a presidential candidate who opposes ethanol subsidies. The media are always praising those who support tax hikes for having “political courage.”

I had occasion to think about the meaning of this phrase when looking at a video found here. It shows four Cuban women who are protesting at the capitol in Havana. They’re chanting “Freedom! Freedom! Freedom!” and “Long live Free Cuba!”

Apparently, the current whereabouts of these women are unknown. I’ll bet. Spare a thought for Sara, Tania, Odalys, and Mercedes.

P.S. Tania (Maldonado Santos) may well be named for Tania the Guerrilla, that terrible old German Communist who practiced her arts alongside the world’s pin-up, Che Guevara.

Thursday, August 25, 2011


 UA: 256/11 Index: AMR 25/003/2011  Cuba        
Date: 25 August 2011

Female relatives of former prisoners of conscience, and their supporters, have been prevented since mid-July from carrying out a weekly peaceful protest calling for an end to political imprisonment. They are likely to face similar repression on 28 August.

The Ladies in White (Damas de Blanco), a group of female relatives of former prisoners of conscience and current political prisoners, and the Ladies in Support (Damas de Apoyo), have for the last month faced arbitrary arrest and physical assault from members of the security forces and government supporters in the south-eastern city of Santiago de Cuba and surrounding towns. They have tried to march in silent protest every Sunday to call for the release of prisoners they believe have been jailed for their dissident activities, before going to mass.
On 21 August, 11 Damas gathered at the home of Aimée Garcés Leyva in the town of Palma Soriano. Some 100 people, including police and government supporters, surrounded the house for several hours. When the women tried to leave, police pushed them and pulled their hair before forcing them into buses. They were driven a few kilometres, then taken in police cars and dropped near their hometowns in the provinces of Santiago de Cuba and Holguín. At the same time the house of Tania Montoya Vázquez, in Palma Soriano, was surrounded by police for several hours, preventing her and two fellow protesters from leaving. Five other Damas who live in the city of Santiago were arrested before they reached the cathedral and held in police stations for several hours.
On 7 August, 21 Damas attended mass in the Cathedral of Santiago de Cuba. As they left they were surrounded by dozens of government supporters and police officers, and said they were physically and verbally attacked. Police forced them onto a bus, took them back to their own provinces and released them several kilometres from their homes. They were also prevented from carrying out their peaceful protests on 17 and 24 July, when they tried to attend mass in El Cobre and Palma de Soriano respectively, both in the province in Santiago de Cuba. On 28 August, they plan once again to carry out a silent march and attend mass at the Cathedral of Santiago de Cuba.
Please write immediately in Spanish or your own language:
n        calling on the authorities to permit the Damas de Blanco and Damas de Apoyo to march peacefully on Sundays and attend religious services without unreasonable restrictions;
n        asking them to cease immediately the harassment and intimidation of the Damas de Blanco, Damas de Apoyo and any other citizens who seek to exercise peacefully their rights to freedom of expression and association.

Head of State and Government
Raúl Castro Ruz
La Habana, Cuba
Fax: +53 7 8333085 (via Foreign Ministry); +1 2127791697 (via Cuban Mission to UN)
Email: (c/o Cuban Mission to UN)
Salutation: Su Excelencia/
Your Excellency

Interior Minister
General Abelardo Coloma Ibarra
Ministro del Interior y Prisiones
Ministerio del Interior, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba
Fax: +537 8556621
 +1 2127791697 (via Cuban Mission to UN)
Salutation: Su Excelencia/
Your Excellency

And copies to
First Secretary, Cuban Communist Party of Santiago de Cuba
Primer Secretario del PCC de Santiago de Cuba
Lázaro Espósito
Primer Secretario del Partido Comunista de Santiago de Cuba
Avenida Garzón 51
Plaza de Martes
Santiago de Cuba
Provincia de Santiago de Cuba
CubaAlso send copies to diplomatic representatives accredited to your country. Please insert local diplomatic addresses below:
name        address 1        address 2        address 3        address 4        fax: fax number        email: email address        salutation: salutation

Please check with your section office if sending appeals after the above date.
Additional Information
In 2003, over several days, the Cuban authorities arrested 75 men and women for their peaceful expression of critical opinions of the government. They were subjected to summary trials and were sentenced to prison terms of up to 28 years. Amnesty International declared the 75 convicted dissidents to be prisoners of conscience, and the last of them was released in April 2011.

The Damas de Blanco organize peaceful marches where they distribute flowers and call for the release of their relatives and friends. In 2005, the Damas de Blanco were awarded The Sakharov Prize for Freedom of Thought by the European Parliament.

        Date: 14 January 2011

UA: XXXXXXXXXXXXX Index: XXXXXXXX          Date: 14 January 2011

The Damas de Apoyo emerged as a solidarity group who support and participate in activities organized by the Damas de Blanco.

There are now 35 Damas de Blanco and Apoyo from the eastern provinces of Santiago de Cuba, Holguín, Las Tunas, Granma and Guantánamo.

The Damas de Blanco and Damas de Apoyo have repeatedly suffered harassment and intimidation during their peaceful activities. In central Havana on 18 August 2011, 49 Damas were prevented from carrying out a protest in support of their members in Santiago de Cuba and other eastern provinces. Government supporters physically forced them to return to their homes. On 14 August only three of 22 Damas who travelled to Santiago de Cuba managed to enter the Cathedral for mass. Five of them were arrested before mass began, and taken to various police stations in the city and held for several hours. The 14 other Damas were stopped at a police checkpoint 11 km outside the city and forced off the bus they were travelling in by women police officers. Nine of them, including Belkis Cantillo Ramírez, the wife of former prisoner of conscience José Daniel Ferrer García, were kicked and slapped as they were pushed into police cars and returned to their homes.

Name: Damas de Blanco and Damas de Apoyo
Gender m/f: f

UA: 256/11 Index: AMR 25/003/2011 Issue Date: 25 August 2011

Working to protect human rights worldwide
This email has been sent by Amnesty International Limited (a company registered in England and Wales limited by guarantee, number 01606776 with registered office at 1 Easton St, London WC1X 0DW). Internet communications are not secure and therefore Amnesty International does not accept legal responsibility for the contents of this message. If you are not the intended recipient you must not disclose or rely on the information in this e-mail. Any views or opinions presented are solely those of the author and do not necessarily represent those of Amnesty International unless specifically stated. Electronic communications including email might be monitored by Amnesty International for operational or business reasons.

This message has been scanned for viruses by Postini.

Wednesday, August 24, 2011


Click on this link to view the video:




House Foreign Affairs Committee

U.S. House of Representatives

Ileana Ros-Lehtinen, Chairman

CONTACT: Brad Goehner or Andeliz Castillo (202) 225-5021, August 22, 2011

Alex Cruz (South Florida) (202) 225-8200



Ros-Lehtinen: Don’t Forget Cuba’s Ladies in White


(WASHINGTON) - U.S. Rep. Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Chairman of the House Foreign Affairs Committee, issued the following statement today on the most recent attacks by Cuban security forces against members of the Ladies in White: 


“Once again, agents of the Cuban regime assaulted the Ladies in White as they peacefully marched in support of freedom and human rights in Cuba.  Regime violence against women, including the Ladies in White, is on the rise and demonstrates the depths to which the dictatorship will sink to suppress and silence the Cuban people’s cries for liberty.


“As the eyes of the world are on developments in the Middle East and North Africa, we must not forget about the people of Cuba and the brutal attacks that they endure at the hands of the tyrannical Castro regime.  Yesterday’s attack by Cuban security forces on the Ladies in White is the most recent example of this repression.


“At any hint of dissent, even by grieving mothers, sisters and wives of political prisoners, the Cuban regime responds violently.  Just as free, democratic nations are rightly expressing their solidarity with those rising up against dictators in the Middle East and North Africa, so too must responsible nations support the democratic opposition in Cuba.


“The Obama Administration has recently taken a strong stance against the Syrian regime by increasing U.S. sanctions against Damascus and its repressive leaders.  I urge the Administration to show the same resolve against the Cuban tyranny and immediately reverse its easing of regulations targeting the Castro regime.”






N O T A  D E  P R E N S A                                                       22 de agosto del 2011

Para más información:

Alex Cruz  (202)-225-8200            (prensa hispana en la FL)

Andeliz Castillo (202)-225-5021  (prensa hispana nacional)                                                                                     


Ros-Lehtinen Pide Que La Administración Obama Y La Comunidad Internacional

No Se Olviden De Las Damas De Blanco En Cuba


Washington, DC – La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Presidenta del Comité de Relaciones Exteriores, emitió la siguiente declaración hoy, lunes, sobre los más recientes ataques por parte de la Seguridad del Estado cubana en contra de las Damas de Blanco.                           

Declaración de Ros-Lehtinen:


“Una vez más, los secuaces del régimen cubano asaltan a las Damas de Blanco mientras marchaban pacíficamente en apoyo de la libertad y los derechos humanos en Cuba. La violencia del régimen castrista contra las mujeres, incluyendo las Damas de Blanco, está aumentando y demuestra hasta donde llegaría la dictadura cubana para suprimir y silenciar el deseo por la libertad del pueblo cubano.


Mientras que la atención mundial se enfoca en los acontecimientos en el Medio Oriente y en el norte de África, no podemos olvidarnos del pueblo cubano y los ataques brutales que sufren en manos del tiránico régimen de los Castro. Los ataques de los pasados días por parte de las fuerzas de la Seguridad del Estado castrista es el más reciente ejemplo de esta represión.


Cuando existe la más mínima disensión, aunque sea por parte de madres, hermanas, y esposas de presos políticos, el régimen cubano reacciona violentamente. Al igual que las naciones libres y democráticas están justamente expresando su solidaridad con aquellos que están luchando contra los dictadores en el Medio Oriente y África del norte, estás naciones responsables también tienen que apoyar a la oposición democrática dentro de Cuba.


Recientemente, la Administración Obama tomo una firme posición contra el régimen sirio aumentando las sanciones contra Damasco y sus líderes represivos. Le urjo a la Administración demostrar la misma firmeza contra la tiranía castrista e inmediatamente revertir la flexibilización de las regulaciones contra el régimen en La Habana.”







Para mayor información:
Asamblea de la Resistencia Cubana
(305) 220-2713

AUDIO: Declaraciones de Sara Marta Fonseca y sonidos grabados durante la protesta

La Habana. 23 de agosto de 2011. Asamblea de la Resistencia Cubana. En horas de la mañana del 23 de agosto de 2011 un grupo de mujeres miembros de la Resistencia Cubana tomaron la escalinata del Capitolio Nacional en La Habana para exigir el cese de la represión contra las Damas de Blanco y las fuerzas democráticas de la Isla mediante una protesta pacífica.

Con gritos de “Libertad”, “Cese la represión contra las Damas de Blanco”, “Las calles son del pueblo”, “Viva Cuba libre”, y “Todos Somos Resistencia” las activistas, pertenecientes al Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo y el Movimiento Feminista por los Derechos Civiles Rosa Parks captaron la atención de los transeúntes con sus exigencias de libertad y justicia.

“[Estamos] realizando una protesta en la escalinata del Capitolio de La Habana para exigir... que cese la represión contra las Damas de Blanco, contra la oposición y contra el pueblo cubano”, expresó durante la manifestación Sara Marta Fonseca Quevedo, vocera del Frente, por vía telefónica a Radio República.

En el momento de redactarse esta información, se desconoce el estatus y el paradero de las mujeres y se presume que fueron detenidas en el lugar de la protesta.

“Ya se vienen acercando los represores. No sabemos lo que nos pueda ocurrir. Responsabilizamos al régimen de los asesinos Castro y a sus cuerpos represivos de lo que nos ocurra en estos momentos. Abajo la dictadura!” dijo Sara Marta Fonseca Quevedo antes de que se cortara la comunicación telefónica.

Las mujeres que participaron en esta acción de resistencia cívica fueron: Tania Maldonado Santos, Odalys Caridad Sanabria Rodríguez, Mercedes García Alvarez y Sara Marta Fonseca Quevedo. 

El 22 de agosto de 2011, mujeres de la Asamblea de la Resistencia Cubana en el exilio lanzaron un llamado a la comunidad internacional, organizaciones de derechos humanos y gobiernos democráticos del mundo a que se pronuncien a favor de las Damas de Blanco y las mujeres que pacíficamente salen a las calles de Cuba a demandar la libertad de todos los presos políticos. La petición además busca que se investiguen cada uno de los casos de agresiones violentas contra mujeres cubanas entre enero y agosto de 2011, documentados en un informe especial emitido por la Asamblea de la Resistencia Cubana y pide el cese de la violencia organizada por la policía política contra las mujeres de la resistencia.

Tuesday, August 23, 2011

AMNESTY INTERNATIONAL - 8/22/2011 -Cuba’s ‘Ladies in White’ targeted with arbitrary arrest and intimidation

Click the link below to view the article.


(Credit: Directorio Democrático:


En Cuba, a partir del traspaso del poder totalitario de Fidel Castro a Raúl Castro, las condiciones represivas contra defensores de derechos humanos han empeorado. Los ejemplos de agresiones violentas contra defensores de los derechos humanos son numerosos, incluso desde enero de 2007, cuando se cumplían seis meses de la enfermedad de Fidel Castro y Raúl Castro se encontraba ocupando temporalmente el puesto de su hermano, ocurrió la muerte inducida del opositor y ex prisionero de conciencia Miguel Valdés Tamayo, quien había sido excarcelado recientemente y al cual el acoso, hostigamiento y ataques permanentes de agentes de la Seguridad del Estado le agravó la condición cardiaca por la cual le habían otorgtado una licencia extra penal. Durante su estancia en el hospital antes de su muerte y de acuerdo a las declaraciones de su propia esposa Bárbara Elisa Collazo Portillo[1] fue manipulada por la Seguridad del Estado y existen dudas sobre las inyecciones y tratamientos que precedieron la muerte de Valdés Tamayo.

En febrero 23 de 2010 el prisionero político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo murió durante una huelga de hambre donde exigía derechos fundamentales. La madre de Zapata Tamayo, Reina Tamayo Danger denunció cuando su hijo aún se encontraba con vida en el Hospital Provincial de Camaguey Amalia Simoni, que las autoridades de la Prisión de Kilo 8 le negaron el agua durante 18 días, lo único que Zapata ingería desde que inició la huelga el 3 de diciembre.[2]

Informes acerca del crecimiento de la violencia en las prisiones y en las calles contra defensores de los derechos humanos han sido enviados por organizaciones dentro de la Isla y reproducidos en medios internacionales. El Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba (CRDHC) denunció en febrero de 2010 que el régimen de Castro había llevado a cabo 200 detenciones a defensores de derechos humanos y había continuado con los actos de repudio contra opositores pacíficos. “En todas las localidades del territorio nacional las bandas de paramilitares, organizadas y dirigidas por los oficiales de la Seguridad del Estado cercaron varios cientos de viviendas de defensores de los derechos humanos los días 23 y 24 de febrero y armados de palos y tubos de hierro, les impidieron salir por más de 48 horas”, afirma el CRDHC.

El 17 de marzo de 2010, cuarenta Damas de Blanco, madres, esposas, hermanas y damas de apoyo de los prisioneros políticos cubanos fueron brutalmente agredidas en las calles de La Habana después de participar en una misa en la Iglesia de Santa Bárbara ubicada en el Municipio de Párraga. La prensa internacional fue testigo del ataque organizado y llevado a cabo por los órganos de la policía política.
Las condiciones represivas fueron en aumento durante el año 2010, a pesar de la excarcelación y destierro a España de numerosos prisioneros políticos y sus familiares.

El 1 de agosto de 2010, en el discurso pronunciado por el General Raúl Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, la amenaza contra la resistencia interna se hizo oficial y evidente. EL régimen, en su intento de enmascarar los actos de violencia autorizados y organizados por su policía política, continúa llamando a sus fuerzas represivas “el pueblo”.

“La Revolución puede ser generosa porque es fuerte, su fuerza radica en el apoyo mayoritario del pueblo que ha sabido resistir tantos años de agresiones y sacrificios, por eso no resulta ocioso reiterar que no habrá impunidad para los enemigos de la Patria, para quienes intenten poner en peligro nuestra independencia (Aplausos). Nadie se llame a engaño. La defensa de nuestras sagradas conquistas, de nuestras calles y plazas, seguirá siendo el primer deber de los revolucionarios a quienes no podemos privar de ese derecho.”[3]

Duarante el año 2010 así como durante lo que va del 2011 se reportaron denuncias de mensajes de texto a celulares de líderes opositores del oriente de Cuba, donde se les amenazaba con agresiones violentas.[4]


A fines de 2010 y principios de 2011, la situación de violencia en las calles de la Isla contra defensores de derechos humanos aumentó y los ataques contra mujeres activistas a manos de hombres entrenados de la policía política se hicieron mucho más evidentes. Sara Marta Fonseca Quevedo miembro del Partido Pro Derechos Humanos Afiliado a la Fundación Andrei Sajarov y vocera del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo fue hostigada, su vivienda allanada en varias ocasiones y golpeada brutalmente por su defensa de los derechos humanos de los cubanos.

El 19 de enero de 2011 la casa de Sara Marta Fonseca fue allanada para quitar unos carteles antigubernamentales que habían dibujado en la fachada, y la activista junto a su hijo y esposo fueron arrestados violentamente. Los golpearon fuertemente. Fonseca Quevedo se encontraba con una faja en el dorso, pues golpizas anteriores recibidas durante las marchas de las Damas de Blanco le han provocado problemas en la columna vertebral. No importó que se encontrara en esas condiciones. Durante varios días se desconoció el paradero de ella y sus familiares. La represión continuó contra esta activista y su familia.

“En la madrugada del 23 de febrero cuando dormíamos, los represores allanaron nuestra casa en la calle 275 16024 e/ 160 y Final, Reparto Río Verde del capitalino municipio de Boyeros, brincaron la cerca y quitaron nuestros carteles a la 1 de la tarde del mismo 23 de febrero nuevamente fuimos victimas de otro acto de repudio donde trajeron trabajadores del aeropuerto  José Martí, todos con pulóver rojos con el rostro del Che, con micrófonos y turbas al servicio de la dictadura castrista”, explicó Sara Marta al Directorio vía telefónica.[5]

El 31 de enero de 2011 en horas de la madrugada murió la defensora de los derechos humanos y ex prisionera política Daisy de las Mercedes Talavera López, después de haber sido atropellada misteriosamente por un auto en la ciudad de Cárdenas, Matanzas. Daisy había sido amenazada en numerosas ocasiones por agentes de la Seguridad del Estado y le habían lanzado autos arriba para amedrentarla.Leticia Ramos Herrería, periodista independiente y amiga personal de Talavera López denunció al Directorio Democrático Cubano los  hechos.[6]

El 23 de febrero de 2011 agentes de la Seguridad del Estado agredieron en las cercanías de su vivienda en la ciudad de Holguín a la periodista independiente y miembro de la Alianza Democrática Oriental, Caridad Caballero Batista junto a su esposo Esteban Sandez Suárez y otro activista. La casa había estado sitiada desde el 20 de febrero. La tiraron al piso y la arrastraron alrededor de cinco metros hasta una zanja, golpeándola fuertemente en los brazos, la espalda, y los glúteos. Quedó llena de hematomas.[7]

En su informe del primer trimestre del 2011 el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba afirmó lo siguiente:

“Durante los primeros 90 días de 2011 el Gobierno Cubano practicó más de 800 arrestos por motivos políticos, la mayoría  de ellos con el uso excesivo de la fuerza coercitiva y la violencia, arrastrando o apaleando a los defensores de los derechos humanos y centrando toda su maquinaria de represión directamente sobre los disidentes, sus viviendas y actividades. Los militares de la Seguridad del Estado encabezaron decenas de actos de repudio violentos a lo largo de todo el país, penetrando como bándalos en las casas de los opositores pacíficos, En este sentido resaltan los actos violentos perpetrados reiteradamente contra los activistas Hugo Damián Prieto Blanco, las Damas de Blanco, Sara Martha Fonseca Quevedo, sus familiares y amigos.”[8]

En la noche del 22 de marzo de 2011 en la ciudad de Santa Clara fueron detenidas Idania Yánez Contreras, Damaris Moya Portieles y María del Carmen Martínez López, junto a otros hombres defensores de los derechos humanos. De acuerdo al testimonio de Idania Yánez Contreras, a Damaris Moya Portieles le partió la boca y la golpeó fuertemente durante el arresto el oficial Yuniel Monteagudo Reina. Fue llevada al centro de detención de la Seguridad del Estado conocido como UPOC. Idania Yánez Contreras por su parte fue golpeada brutalmente durante el arresto para acallar sus gritos con consignas antigubernamentales, y fue introducida en la celda #27 del mencionado centro, la cual estaba cubierta con cal, un polvo blanco y fino que se utiliza en las mezclas para la construcción. Idania se encontraba con catarro y aspirar cal durante toda la noche le produjo fuerte falta de aire. Damaris e Idania fueron mantenidas en esta celda, donde pasaron la noche paradas ya que no podían ni sentarse.[9]

El 27 de marzo de 2011 en la misma ciudad de Santa Clara fueron nuevamente detenidas Idania Yánez Contreas y Damaris Moya Portieles esta vez junto a Donaida Pérez Paseiro.  Autos patrulleros de la Seguridad del Estado liderados por el Mayor Pedro Pérez y el oficial Yuniel Monteagudo Reina realizaron la detención a la altura de la circunvalación de la autopista central a la salida de la mencionada ciudad. Los militares acompañados por mujeres policías se avalanzaron contra las activistas y las golpearon violentamente, de esa forma montándolas en dos autos patrulleros. Damaris Moya Portieles e Idania Yánez Contreras fueron llevadas  a la UPOC. Moya Portieles fue sacada a la fuerza del carro patrullero, golpeada por el Mayor Pedro Pérez y arrastrada por mujeres policías hasta inmovilizarla para que el oficial Yuniel Monteagudo Reina la golpeara. La golpearon por el cuello, la cabeza y la espalda. Una vez en el centro de detención, el oficial Monteagudo Reina la llevó a una oficina y la aprisionó contra la pared y la puerta de hierro para impedir que gritara consignas antigubernamentales, dejándola sin aire. En ese momento dos policías la golpearon en la cabeza. A Yánez Contreras la sacaron dos hombres policías, uno la halaba por un brazo y otro por el otro. Luego vino otro policía no identificado y le hizo una llave de inmovilización, al mismo tiempo que le halaban el cabello. De esa manera la introdujeron en la celda tirándola contra la pared.[10]

El 3 de abril del 2011 en la ciudad de Banes Marta Díaz Rondón fue detenida cuando se dirigía a la vivienda de Reina Luisa Tamayo Danger, madre del opositor asesinado Orlando Zapata Tamayo. De acuerdo a las declaraciones de Reina Tamayo “venía para mi casa a las 4:30 de la tarde y fue detenida golpeada, le doblaron los brazos hacia atrás por la Seguridad del Estado y la policía y conducida al patrullero y la llevaron hasta la Seguridad del Estado. Según me informa ella ayer cuando la soltaron que me llamó me dijo que tenía los ojos afectados porque estos asesinos le echaron espray (pimienta) solamente por tratar de efectuar una visita que hace días que no teníamos contacto”.[11]

El 8 de abril del 2011 alrededor de las 12:30 p.m. cuando salía de su vivienda Idania Yanes Contreras, presidenta de la Coalición Central Opositora con sede en la Ciudad de Santa Clara fue interceptada junto con los defensores de derechos humanos Damaris Moya Portieles, Ramón Abreu y Alexis Oms Pérez por oficiales de la Seguridad del Estado, autos patrulleros, un carro militar conocido como El Galeón y una decena de policías de la Brigada Nacional Especializada, bajo las órdenes del oficial de  la policía política Pedro Pérez. A golpes los montaron en el camión y en todo el trayecto los golpearon. Un policía nombrado William le realizó a Idania Yanes Contreras una llave de inmovilización por el cuello, hasta que lanzaron los activistas hacia el interior del vehículo. En el mismo les gritaron que tenían que callarse porque iban gritando: “Abajo la Dictadura” y otras consignas contra el gobierno. Otro guardián apodado Managua le propinó una bofetada por el rostro a Idania Yanes Contreras que le causó una herida en el labio inferior de la boca y a Alexis Oms Pérez, que estaba esposado, le dio un puñetazo que le originó una herida en la frente. A Damaris Moya Portieles el mismo policía llamado Wiliam la amenazó de muerte en presencia de los oficiales de la Seguridad del Estado Pedro Pérez y otro llamado Andro.[12]

El propio General Raúl Castro, en su discurso de apertura del Congreso del Partido Comunista de Cuba el 16 de abril de 2011 volvió a repetir la amenaza contra los defensores de derechos humanos y a manipular la lucha del pueblo cubano contra la dictadura castrista y por sus derechos y libertadess con un enfrentamiento espúreo con el gobierno de Estados Unidos.

“Hemos soportado pacientemente las implacables campañas de desprestigio en materia de derechos humanos, concertadas desde Estados Unidos y varios países de la Unión Europea, que nos exigen nada menos que la rendición incondicional y el desmontaje inmediato de nuestro régimen socialista y alientan, orientan y ayudan a los mercenarios internos a desacatar la ley.

Al respecto, es necesario aclarar que lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos.”[13]

Las amenazas y agresiones del régimen frente al eslogan de los opositores de “las calles son del pueblo” y presencia pacífica en las calles de la Isla, cobraron la vida del activista Juan Wilfredo Soto García, miembro de la Coalición Central Opositora, el 8 de mayo de 2011. Soto García había sido golpeado brutalmente para que abandonara el Parque Vidal en el centro de la Ciudad de Santa Clara. La golpiza lo llevó al hospital en tres ocasiones en las siguientes horas de la golpiza y el arresto, cobrando su vida finalmente cuando los golpes le ocasionaron un daño ene el páncreas y el riñón. El mismo día de su muerte, uno de los militares implicados en la golpiza a Soto García se suicidó.[14]

El 9 de mayo de 2011 Marta Díaz Rondón, miembro del Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks y de la Alianza Democrática Oriental fue arrestada con violencia en la ciudad de Placetas junto a la actista Caridad Caballero Batista. Se dirigían a participar en una reunión opositora. Fue golpeada brutalmente por agentes de la policía.[15] 

El 24 de mayo de 2011 Marta Díaz Rondón fue arrestada nuevamente a la salida de la ciudad de Banes, en Holguín, bajada de un carro de alquiler y montada a la fuerza en un carro policial por agentes de la Seguridad del Estado dirigidos por los oficiales llamados Evelio y Pedro de la Seguridad del Estado. Fue arrastrada por el pavimento, llevada a una celda y excarcelada al siguiente día.[16]

El 25 de mayo de 2011 fue golpeada brutalmente en la ciudad de Placetas Yris Tamara Pérez Aguilera, líder del Movimiento FemeninoRosa Parks y activista del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo. Fue lanzada contra el concreto de la calle, propinándole un golpe en la parte baja de la cabeza y luego pateándola en el piso. Los oficiales Denis Véliz e Isachi Lara Conde fueron los principales responsables de esta golpiza. Al llegar a la celda pedió el conocimiento y no lo recobró hasta casi una hora después cuando apareció en un hospital, donde el médico, manejado por la Seguridad del Estado le quería imponer que su desmayo era producto de una hipoglicemia, por lo que ella protestó y fue nuevamente trasladada a una celda. Estuvo dos días detenida, sin conocerse su paredero. Después de este arresto la activista quedó con lagunas mentales, pérdida de la orientación y dolores de cabeza. Para poder recibir atención médica independiente y adecuada tuvo que realizar una huelga de hambre. El resultado de los exámenes fue una concusión cerebral. Pérez Aguilera ha sido golpeada en numerosas ocasiones durante arrestos y protestas. [17]

El 26 de mayo de 2011 fue nuevamente detenida Marta Díaz Rondón frente a la sede de la Seguridad del Estado en la ciudad de Banes, donde protestaba pacíficamente junto a otros defensores de derechos humanos por la brutal golpiza contra Yris Pérez Aguilera. Díaz Rondón comenzó a gritar consignas antigubernamentales y el Segundo Jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) Francisco Palacios la golpeó y le tapó la boca para impedir que gritara las consignas. Permaneció en un calabozo durante 48 horas. Ese mismo día 26 de mayo de 2011 en la ciudad de Holguín, fueron detenidas Caridad Caballero Batista y Mari Blanca Avila Espósito junto a otros defensores de derechos humanos por veinte policías uniformados. Fueron llevados violentamente a los calabozos del centro de detención de Seguridad del Estado conocida como Pedernales. Todo el operativo fue dirigido por el Mayor Douglas Torres Pupo Jefe de Enfrentamiento de la Seguridad del Estado en la Provincia de Holguín. Cerca de las diez de la noche, Caballero Batista fue sacada de la sede en un auto patrullero junto a dos policías dirigiéndolo hacia la Carretera a San Germán hacia un lugar desconocido. La activista había logrado permanecer con su teléfono móvil y le marcó a su hijo para al menos darle referencia  de su ubicación. Los policías se dieron cuenta de la comunicación y le quitaron el teléfono llamando a sus superiores e informando que ella había dado cuenta de la localización. Fue conducida a la unidad de la PNR de San Germán. Permaneció hasta el 30 de mayo detenida.[18]

El 28 de mayo de 2011, fue detenida nuevamente Marta Díaz Rondón cuando se dirigía en un carro hacia la ciudad de Holguín. “me montaron en la patrulla a la fuerza,  todo el tiempo en el trayecto del camino me iban ofendiendo con groserías, tapándome la boca cuando yo gritaba abajo la dictadura, cuando me llevaron para Seguridad del Estado me hicieron una carta de advertencia por desorden publico y me condujeron en otro carro patrullero para el municipio Freyre. Me pusieron en una celda sola hasta el día 29 por el medio día”, explicó Díaz Rondón.[19]

El 9 de junio de 2011, las defensoras de derechos humanos en la Ciudad de La Habana Leydis Coca Quesada, Sonia Garro Alfonso, Ivón Mayesa Galano, Rosario Morales la Rosa, Mercedes Fresneda, Yaquelin Borges y Niurka Luke Álvarez fueron detenidas luego de hacer una actividad pública en defensa de los derechos humanos. Fueron golpeadas por hombres oficiales de la Seguridad del Estado que les propinaron patadas en plena calle y luego llevadas a distintas unidades de la PNR. Los oficiales que se hacen llamar Tamayo y Camilo golpearon a Niurka Luke Alvarez, activista del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia. En su testimonio explicó que padece de epilepsia, y que le dijo a los militares que traía sus pastillas. Estos no le permitieron que las tomara. La mantuvieron detenida en la unidad de La Lisa. A la una de la mañana le sobrevino el ataque epiléptico dentro del calabozo. Los militares entraron y la golpearon aplicándole llaves de kárate, y diciéndole sarcásticamente que así es como se le quita la epilepsia, negándole la asistencia médica.[20]

El 24 de junio de 2011, cerca de las 12 y media de la noche fue detenida Damaris Moya Portieles, junto a otros miembros de la Coalición Central Opositora. Un oficial de la policía le hace una llave de inmovilización apretándole el cuello, ubicándola frente a la puerta de un autobús de la policía y una vez allí, le dan una patada para que caiga boca abajo dentro del vehículo. Al llegar a la unidad UPOC, el oficial Pablo Echemendía, quien dirigía este operativo de la Seguridad del Estado, indica que la bajen del autobús a la fuerza. En ese momento los policías la halan por el cabello, arrastrándola boca abajo hasta tirarla contra el pavimento durante un espacio de tiempo. Al no poder con ella de esa manera, un policía la levanta por los pies y otro por los cabellos, boca arriba. Siente un fuerte golpe en la cabeza primero y otro después perdiendo el conocimiento durante 20 minutos. De acuerdo a otros activistas que pudieron ser testigos de los hechos, Damaris Moya Portieles comienza a vomitar. Traen a un médico que la ausculta. Después la dejan en la oficina de la unidad policial toda la noche sentada en una silla. Al siguiente día. Al continuar sintiéndose muy mal, la llevan a una enfermería y luego la remiten al hospital. En el hospital, los agentes de la Seguridad del Estado se inmiscullen en los exámenes médicos e interrunpen los mismos, diciéndole que no tenía nada y llevándola nuevamente a la policía, a la unidad de Camajuanía, hasta las 6 de la tarde del 25 de junio.[21]

El 14 de julio de 2011, Leydis Coca Quesada, defensora de los derechos humanos y miembro del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia en la Ciudad de La Habana se encontraba indagando acerca del paradero del periodista independiente detenido Alberto Alvarez Bravo, frente a la unidad de policía de la Calle Acosta, Municipio 10 de octubre. Su hija menor de edad la acompañaba. Cuando fueron rodeados por oficiales de la Seguridad del Estado pertenecientes a la llamada Sección 21, Coca Quesada se acercó al oficial nombrado Tamayo y le dijo que ella estaba con su hija de nueve años y que se retiraba del lugar que no tomaran represalias contra ellos, que eran pacíficos. Inmediatamente doce oficiales mujeres de la Seguridad del Estado se avalanzaron encima de ella para quitarle a la niña. La niña se abrazó a su madre y una oficial la haló por el cabello violentamente, y la niña se trata de defender, prosiguiendo a golpearla brutalmente. Coca Quesada denunció que en horas de la madrugada del 15 de julio tuvo que llevar al hospital pediátrico a su hija quien se encontraba llena de moretones y con un golpe a nivel de un riñón.

El domingo 17 de julio de 2011, dieciséis mujeres activistas de derechos humanos de la provincia de Santiago de Cuba, miembros de las Damas de Blanco, se dirigieron a orar por la libertad de los presos políticos al Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre. Después de participar en la misa, las mujeres salieron en una marcha silente y pacífica por las calles de El Cobre. A unas tres cuadras del Santuario fueron agredidas violentamente, las llevaron a golpes hasta el parque de El Cobre. Les golpearon la cabeza, por la cara, las golpeaban con sombrillas. De acuerdo a Tania Montoya Vázquez, una de las mujeres agredidas, el Teniente Coronel Elio, de la Seguridad del Estado organizó el operativo y dirigía a las personas que atacaban a las pacíficas mujeres. Las activistas se sentaron en el piso, y allí fueron pateadas por hombres policías vestidos de civil. Tania Montoya perdió el conocimiento por el fuerte golpe que le dan en la cabeza. Adriana Pécora Núñez y Doraisa Correoso Pozo tratan de proteger a Tania Montoya y reciben golpes fuertes en la espalda, los golpes pueden haber sido con algún arma u objeto pesado, pues le producen grandes moretones en la espalda a Adriana Pécora Núñez . Cuando Montoya se está recuperando del golpe en la cabeza, un hombre y varias mujeres  la halan por el cabello tirándole la cabeza hacia atrás y la despojan de sus ropas, se las rompen completamente, dejándole solamente con el brasier. A Adriana Pécora Núñez también le rompen la blusa.[22] María Elena Matos Creagh, otra de las participantes recibió un  fuerte golpe de una piedra en su espalda, le dieron bofetadas y la golpearon con una sombrilla. Declaró que “los que nos estaban dando golpe eran gentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil y personas que ellos llevaron para que nos agredieran”.[23] Belkis Cantillo Ramírez, Dama de Blanco fue agredida con una tijera u objeto cortante provocándole una herida profunda en el brazo.[24] A Doraisa Correoso Pozo la tomaron por los pies, una mujer entrenada, vestida de civil. El oficial Elio le decía que la golpeara fuerte. Todas fueron llevadas unidades de policía. Montoya, Pécora y Correoso fueron llevadas a un hospital, y de allí excarceladas. Correoso Pozo llegó a su casa a las 3:10 pm y en ese momento se presentó el Capitán Sergio, de la Seguridad del Estado quien la retuvo en unidad motorizada de la policía en la ciudad de Santiago de Cuba hasta las 7:20 de la noche.[25] Adriana Núñez Pascual le quemaron el hombro tratando de arrancarle una mochila que llevaba, estando en el piso hombres le daban patadas, uno de ellos le dio una patada en la parte inferio del seno, donde están las costillas, inflamándele el área. El oficial Elio le haló los cabellos, y la tiró contra el carro patrullero, mientras por la otra puerta otros hombres la halaban y la golpeaban. Le arrancaron el pulóver y el brasier, dejándole completamente desnudo el torso. El pulóver se lo cortaron con tijeras u objetos cortantes.

“Nos tiraron piedras que es cuando nos tiramos en el piso porque no eran piedrecitas sino piedras grandes, cuando yo me tiro al piso yo me abrazo a ella porque le estaban pisando la cabeza y al darle la espalda al pueblo es donde me ripian todo el pulóver, me aruñan, donde me dan la patada en el seno que fue un hombre, no tuvo miramientos de que yo era una mujer, el me dio como si yo fuera un hombre”, testimonió Núñez Pascual.[26] Las demás participantes fueron: Anny Alegre Pécora, Carmen Alfonso Samé, Nelsa Fernández Fonseca, Ana Celia Rodríguez Torres, Aimé Garcés Leiva, Yanai Romero Parada, Juana Irene Parada Parada, Vivian Peña Hernández, Yusi Vázquez López, Eunice Madaula Fernández, Yurisleisi Olivares Marturel.

El 21 de julio de 2011, Idania Yánez Contreras, Damaris Moya Portieles y María del Carmen Martínez López fueron detenidas frente a la vivienda de Yánez Contreras por agentes de la Seguridad del Estado y mujeres policías uniformadas que trabajan en la Prisión de Mujeres de Guamajal. Duarante el arresto le aplicaron llaves de inmovilización para obligarles a subir a un autobús de la policía y a Damaris Moya Portieles la arrastraron por todo el pavimento de la calle Prolongación de Marta Abreu antes de introducirla en el autobús. Fue estando en la unidad policial UPOC  cuando fueron agradidas brutalmente por los agentes de la Seguridad del Estado uniformados. “Yo les dije que ellos con uniformes daban golpes y que así era muy fácil dar con un uniforme y que ellos tenían el poder y que así daba cualquiera. El me dijo que lo mismo me daba con el uniforme que sin el uniforme y que cuando me viera por ahí yo iba a saber quien era el, este es un policía de la brigada especial, una persona que en casi todos los arrestos ha estado presente y una persona que le gusta golpear a mujeres indefensas. Ellos acostumbran a golpear a mujeres indefensas y además cuando estamos esposadas nos golpean, ayer no nos esposaron, pero nosotras lo que hacemos es gritarles y decirles la verdad, que somos pacíficas defensoras de los derechos humanos y no hemos cometido delito alguno”, declaró Idania Yánez Contreras, a quien le afectaron un brazo y tenía moretones por todo el cuerpo.[27] Ese mismo día, Yris Tamara Pérez Aguilera fue detenida en la ciudad de Placetas cuando se disponía a viajar a Santa Clara. El oficial de la Seguridad del Estado Denis Véliz, el mismo que la golpeó salvajemente el 25 de mayo, envió a una mujer policía a que la esposara y luego de tenerla esposada comenzó a golpearla, la introdujo en el carro de policía, y la continuó golpeando hasta llegar a la unidad. Fue confinada en una celda durante 4 horas, y luego al ser excarcelada, la misma agente de la policía que la había esposado, llamada Lily, le gritó que iba a ser acusada de un delito de “atentado” afirmando que Yris Pérez Aguilera la había agredido.[28]

El 23 de julio de 2011, Tania Montoya Vázquez fue detenida junto a su esposo el ex prisionero político Raumel Vinajera Estive, fue detenida a 12 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba y llevados a la tercera unidad de la policía conocida como la motorizada. Allí Montoya Vázquez fue metida en un calabozo lleno de excremento, orines y donde se encontraban hombres detenidos. Ese mismo día fueron detenidas y llevadas a la sede de la Seguridad del Estado de Palma Soriano Doraisa Correoso Pozo y Adriana Pascual Núñez, y el Mayor de la Seguridad del Estado llamado Dorki las condujo al patio del centro de detención y les azuzó un perro pastor alemán. Aunque el perro no les mordió lo mantuvieron en el patio durante todas las horas que estuvieron detenidas.[29]

El 24 de julio de 2011, Vivian Peña Hernández, activista de Palma Soriano, se encontraba en su casa, junto a otras mujeres y activistas, ubicada en la calle Calixto García # 317 e/ Gloria y Villuenda de la mencionada ciudad, y la Seguridad del Estado había organizado una turba frente a la vivienda. Al primero que atacaron fue al ex prisionero de conciencia José Daniel Ferrer García, las mujeres comenzaron a gritar consignas antigubernamentales. Vivian Peña Hernández fue golpeada por dos hombres   vestidos de civil, la arrinconaron contra una pared y la agredían fuertemente. Personas de la calle se involucraron para tratar de proteger a los activistas diciendo que era un abuso. La policía política les tiraba huevos. Y por último, Peña Hernández tiene dos hijas pequeñas, una de ellas es discapacitada y ya autoridades del régimen la visitaron para decirle que la ayuda que recibe por las dificultades de la hija se la retirarán por su actividades opositoras. [30]

El 1 de agosto de 2011, en la zona turística del centro de la ciudad de Gibara, la defensoras  de derechos humanos Donaida Pérez Paseiro, Yris Pérez Aguilera, Caridad Caballero Batista, Yaimara Reyes Mesa y Leonides Trinidad Rodríguez Abril realizaban una marcha pacífica y llegando a las inmediaciones de la terminal de ómnibus de la mencionada ciudad fueron interceptadas por fuerzas combinadas de la policía política y la PNR que arremetieron contra ellas a golpes. Donaida Pérez Paseir y Yaimara Reyes Mesa fueron empujadas dentro del maletero o cajuela de uno de los carros de la policía. Ellas forcejearon y lograron abrir la cajuela, gritando en contra de sus agresores. Fueron sacadas de la misma halándolas por los cabellos y los pies, las arrastraron por el pavimento, y fueron introducidas en otro auto patrullero. El hombre oficial de la Seguridad del Estado no identificado que se mantuvo halando por el cabello a Pérez Paseiro en cuanto se sentó en el auto le dijo “negra, cochina”, y comenzó a propinarle insultos y palabras obscenas. Al llegar a la unidad de la policía fueron sacadas del auto a empujones y aaal entrar al recinto otro policía empujó fuertemente a Donaida Pérez Paseiron hacia atrás, y al caer se golpea la zona del coxis, y dos policías la levantan en peso y la dejan caer nuevamente dándose un fuerte golpe en la cabeza, en la zona baja en la terminación del cuello. La activista perdió el conocimiento por unos 10 minutos. Al volver en sí padeció de vómitos, mareos y un fuerte dolor de cabeza.[31]

De acuerdo a un recuento de los hechos de la periodista independiente de la Alianza Democrática Oriental Caridad Caballero Batista: “Al llegar a la unidad de puntera donde es, para sacarnos del carro aquello fue a piñazos por la cara, por la cabeza, por las costillas, por todas partes del cuerpo y halones de pelo. A nosotros no nos halaban por los brazos, el cuerpo de nosotros lo llevaban a rastros por los pelos, y piñazos. A la ultima que sacaron del carro fue a mi, que me llevaban tirada por los pelos y nosotros seguíamos reclamando nuestros derechos  a pesar de los golpes. Ellos nos daban y nosotros decíamos más, y nos echaban gases (lacrimógenos) y todas esas cosas.[...] Te digo que había Seguridad del Estado y policías de aquí de Holguin y de allá de Gibara, había también de Velasco que estaban allá en Gibara. Fue un despliegue policial enorme. El pueblo gritó a favor de nosotros, que porqué? Si estábamos expresándonos, que respetaran nuestras ideas. Lo mismo la mujer que se metió a defendernos y fue también golpeada por estos esbirros castristas. Tengo dolores en todo el cuerpo, moretones en la pierna, los brazos, en las costillas, el cuero cabelludo, todo. Pero vamos a seguir en las calles porque las calles son del pueblo, son de nosotros los cubanos, y todos somos resistencia.”[32]

El 4 de agosto de 2011, en las escalinatas del Capitolio Nacional de la República de Cuba en la ciudad de La Habana, fueron arrestadas las defensoras de los derechos humanos Tania Maldonado, Mercedes García Alvarez, y Odalys González Naya. Se encontraban realizando una demostración pacífica pidiendo el respeto a los derechos humanos y que se les respetara a los cubanos el artículo 13 de la carta universal de la ONU que establece el derecho de un ciudadano de un país de moverse libremente por el mismo sin restricciones, y en Cuba, los que viven en el oriente de la Isla son multados si visitan la capital, y viceversa. Un grupo de hombres agentes de la policía política vestidos de civil las atacaron violentamente golpeándolas y arrastrándolas por la calle hacia los carros patrulleros. Dentro de la patrulla los oficiales a Mercedes García le partieron la boca con un golpe. Estando ya dentro de la unidad de la PNR del municipio Habana Vieja las obligaron a desnudarse completamente y a agacharse haciendo cuclillas. Tania Maldonado se encontraba con la menstruación, y no les importó esto. Lo tuvo que hacer igual que las otras dos activistas. Al terminar la requisa corporal, las interrogaron durante varias horas. Fueron amenazadas con ser procesadas y encarceladas en la Prisión de Mujeres de Occidente, conocida como Manto Negro.[33]

El 14 de agosto de 2011, agentes del Ministerio del Interior (MININT) impidieron que diecinueve mujeres del oriente cubano fuesen  a misa a orar los presos políticos y los derechos humanos. De estas diecinueve mujeres, nueve de ellas, entre las que se encontraban Belkis Cantillo, Aymé Garcés, Caridad Caballero Batista, Berta Guerrero, Mareisis Columbié, Isabel Peña, Yiremis González, Oria Casanova y Vivian Peña recibieron una brutal golpiza protagonizada por agentes del Ministerio, y también muchas mujeres vestidas con el uniforme de la policía. Esto ocurrió en el punto control policial del Cristo a 15 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba. Subieron al camión donde iban las mujeres y las bajaron a golpes, les halaban el cabello, les arañaban la piel. Isabel Peña fue lanzada del camión al pavimento y le provocaron un esguinse en el pie y el dedo pequeño del pie. A Berta Guerrero la trató de estrangular una de las mujeres policías. Cuando las mujeres gritaban “asesinos”, los policías hombres y mujeres comenzaron a taparles la boca y golpearlas en la boca para que se callaran. Fueron trasladadas en carros policiales. A las tres mujeres de Palmarito de Cauto, Belkis Cantillo, Yiremis González y Oria Casanova fueron golpeadas durante el traslado por un hombre policía que además le profirió insultos y palabras obscenas.[34]

El mismo día a las activistas María Elena Matos y Adriana Pascual, en la ciudad de Santiago de Cuba fueron detenidas y mantenidas en la Unidad de Enfrentamiento de esa ciudad y allí las golpearon fuertemente y les azuzaban perros Pastor Alemán, lo que le provocó un desmayo a Adriana Pascual.  En Bayamo, Yaquelín García fue retenida por 24 horas en una unidad de la PNR en esa ciudad. Otras mujeres victimas de esta agresión represiva fueron: Tania Montoya Vázquez, Elena García Nápoles, Juana Irene Parada Parada, Dayana Oliver y Luzmila Rodriguez.[35]

“Veníamos gritando consignas y diciéndoles cosas como que eran personas inhumanas, que nosotros estábamos defendiendo el derecho hasta de ellos mismos y de sus familiares, que ellos eran personas que no tenían sentimientos, que de quién ellos eran hijos, porque hasta las bestias, los perros y las perras cuando estaban paridas hacían por su hijos y cómo ellos no van a sentir por otro ser humano y ellos lo que se burlaban con todas estas cosas. A Berta (Guerrero) le entró deseos de vomitar ahí en el carro y le dije vomita ahí mismo y escupe y todo lo que tengas que hacer hazlo ahí en el carro [...] y ni siquiera pararon para que ella vomitara, y yo le dije escupe ahí en el carro y vomita y todo lo que tengas que hacer hazlo ahí porque esta gente no tienen sentimiento de nada. Ellos pueden ver a cualquiera que se esté muriendo, le dieron también un golpe en el cuello que le ha afectado la cervical y le provocó todo esto y así tiene muchos hematomas en las piernas y contusiones por otras partes del cuerpo y las muchachitas de Palma y Santiago también. Pero a pesar de todo esto yo les dije que estuvieran convencidos de que nos tenían que matar en las calles porque vamos a seguir asistiendo a la iglesia, vamos a seguir en las calles y que del único modo que nosotras no íbamos a estar en las calles era de que nos mataran”. (Caridad Caballero Batista sobre los hechos del 14 de agosto de 2011 en Santiago de Cuba)[36]

Al concluir este informe, este 18 de agosto de 2011, cuarenta y nueve Damas de Blanco salieron a las calles de La Habana a pedir solidaridad con las damas de oriente, atacadas violentamente por turbas de la policía política en días anteriores. La policía política arremetió contra las mujeres golpeándolas en plena calle.

“Pedíamos el cese de la represión cuando aparecieron las turbas en las calles Neptuno y Hospital, quienes se abalanzaron contra nosotras, nos escupieron, golpearon y arrastraron por la ropa y el pelo", declaró Laura Pollán, vocera de las Damas de Blanco.[37]

Este informe compila algunos de los principales hechos represivos que contra pacíficas mujeres cubanas, defensoras de los derechos humanos ha organizado la policía política del régimen del General Raúl Castro.

A través de esta denuncia hacemos un llamado a las organizaciones mundiales que velan por el respeto a los derechos humanos y a los derechos de la mujer porque tememos seriamente por la integridad física y la vida de estas mujeres cubanas dentro de la Isla. Lo que pueda suceder en lo adelante, y las secuelas que los golpes y maltratos que ya han sido perpetrados contra estas pacíficas mujeres son responsabilidad única y máxima del régimen dictatorial que rige el destino de Cuba desde hace más de 52 años y específicamente de Fidel y Raúl Castro, así como del General Abelardo Colomé Ibarra, Ministro del Interior de Cuba.

Llamamos nuevamente al mundo, sus gobiernos democráticos e instituciones cívicas para que intercedan ante el régimen de La Habana y demanden el cese de la represión contra las mujeres cubanas de la resistencia, genuinas defensoras de los derechos humanos del pueblo de Cuba. Que su voz no sea acallada, y que su sacrificio sea ejemplo para los amantes de la libertad.

Asamblea de la Resistencia Cubana
Tel- 305-220-2713

Fax- 305-220-2716

[1] Entrevista a Bárbara Eliza Collazo por el periodista independiente Juan  Carlos Linares Balmaseda

[2] El 12 de febrero de 2010, Reina Tamayo informó al Directorio Democrático Cubano que su hijo le dijo que le habían negado el agua durante 18 días. Grabación #9103610 archivos del DDC.
[3] Discurso del dictador Raúl Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, 1 de agosto de 2010.

[4] Grabación #165123  y 170628, Juan Carlos González Leiva, 11 de enero de 2010; Grabación #171638, Jorge Luis García Pérez Antúnez, 2 de febrero de 2010;  Grabación #103356,  José Lino Ascencio López, 17 de mayo de 2011; Grabaciones #95404 y 95645  , Tania Montoya Vázquez y Raumel Vinajera Estive, 25 de mayo de 2011.
[5] Grabación #145242, Sara Marta Fonseca Quevedo, 23 de febrero de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[6] Grabación #094551, Leticia Ramos Herrería, 10 de febrero de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[7] Grabación #155044. Caridad Caballero Batista,  24 de febrero de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[8] Informe del Primer Trimestre de 2011- Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

[9] Grabacicón #102005, Idania Yánez Contreras, 24 de marzo de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[10] Grabaciones #175954, 181700, Idania Yánez Contraras, 28 de abril de 2011. Grabación #181847, Damaris Moya Portieles, 28 de abril de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[11] Grabación #101435, Reina Tamayo Danger, 4 de abril de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[12] Grabación #102527. Idania Yánez Contreras, 8 de abril de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[13] Discurso del General Raúl Castro ante el Congreso del  Partido Comunista de Cuba, 16 de abril de 2011
[14] Testimonio de Idania Yánez Contreras- Grabación# 104947- 10 de mayo de 2011.
[15] Grabación #095228.. Jorge Luis García Pérez “Antúnez” desde la ciudad de Placetas, 9 de mayo de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano
[16] Grabación #124742. Marta Díaz Rondón, 24 de mayo de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[17] Video de testimonio de Yris luego de ser arrestada publicado en el blog Ni me callo ni me voy de  Jorge Luis García Pérez Antúnez.

[18] Grabación # 124926. Caridad Caballero Batista, 30 de mayo de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[19] Grabación #163501, Marta Díaz Rondón, 31 de mayo de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[20] Grabación #124251. Niurka Luque Alvarez, 14 de junio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[21] Grabación #153215, Damaris Moya Portieles, 27 de junio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[22] Grabación #124705, Tania Montoya, 20 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[23] Grabación #125524, María Elena Matos Creagh, 20 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[24] Grabación #92532, Belkis Cantillo Ramírez, 22 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[25] Grabación #130030, Doraisa Correoso Pozo, 20 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[26] Grabación #131253, Adriana Núñez Pascual, 20 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.

[27] Grabación #110909, Idania Yánez Contreras, 22 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[28] Grabación #121939, Yris Pérez Aguilera, 2 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[29] Grabación #124705, Tania Montoya Vázquez, 25 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[30] Grabación #111702, Vivian Hernández Peña, 29 de julio de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[31] Grabación #133618, Donaida Pérez Paseiro, 2 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[32] Grabación #115925, Caridad Caballero Batista, 2 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[33] Grabaciones #154217, 160330, 155042, 154639, Tania Maldonado, Mercedes García y Odalis González, 4 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[34] Grabaciones #123259, José Daniel Ferrer García, 15 de agosto de 2011; Grabación #165447, Caridad Caballero Batista, 15 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[35] Grabación #123259, José Daniel Ferrer García, 15 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.
[36]  Grabación #165447, Caridad Caballero Batista, 15 de agosto de 2011. Archivos del Directorio Democrático Cubano.